¿Alguna vez se imaginó cómo quedarían las aplicaciones en un iPhone más grande?

Como todos sabemos, hay varios rumores por ahí que el próximo iPhone tendrá una pantalla más grande.

Mientras muchos les gusta la idea de un aparato más grande, otros odian y otros quedan indiferentes, aumentar la pantalla va a traer muchos beneficios, además de hacer frente a la competencia en ese aspecto.

Los rumores más fuertes indican que Apple lanzará un iPhone de 4.7 pulgadas ya en el segundo semestre, y que un aún mayor, con 5.5 pulgadas, llegará próximo al final del año.

Pensando en el modelo de 4.7 pulgadas, el blog iDownloadBlog hizo un análisis de cómo serían las aplicaciones con la nueva pantalla. Compruebe el resultado.

Primero, el aspecto técnico: con el cambio en las proporciones, la resolución de la pantalla probablemente aumentará. El iPhone actual (iPhone 5S) tiene una resolución de 640 x 1136, resultando en una densidad de píxeles de 326 ppi (píxeles per inch, píxeles por pulgada). Si el nuevo iPhone viene con la pantalla de 4.7 pulgadas, entonces, manteniendo la misma densidad de píxeles (326 ppi), tendremos una resolución de aproximadamente 756 x 1344 píxeles. Haciendo las cuentas, son un 40% más píxeles para las aplicaciones utilizar, bastante!

De ahora en adelante, a pesar de medio obvio, todavía no existe ninguna información confirmando, pero llamaremos el nuevo iPhone de iPhone 6.

Ver en esta imagen la comparación entre la pantalla inicial del iPhone 5S y del iPhone 6. Percibe que los iconos son del mismo tamaño, lo que cambia es el espaciamiento entre ellos. El diseñador, Sam Becket, afirmó que podría añadir otra columna para utilizar los espacios vacíos, pero prefirió mantener así para no tumultuar la pantalla inicial. El resultado es extraordinario, dejando el aspecto más limpio y organizado.

Otro punto importante también tiene relación con la cantidad de píxeles. Si Apple decida mantener los 326 ppi, que es el estándar Retina, la resolución, como se mencionó anteriormente, tendrá que aumentar a 756 x 1344 píxeles. Pero si ella quiere aumentar y llegar a la casa de los 500 ppi, el aparato tendrá una monstruosa resolución de 2272 x 1280 píxeles.

El segundo caso es muy improbable de suceder, porque, primero, actualmente no es posible producir pantallas con esa resolución en la gigantesca escala que Apple necesita. En segundo lugar, el consumo de la batería sería enorme - la pantalla es el componente que más consume la batería en un smartphone y tablet, además de ser necesario un CPU y GPU mucho más potentes, es decir, el hardware más caro.

La primera opción es más plausible, porque podría aumentar la duración de la batería, ya que un aparato mayor traerá una batería más grande, pero la densidad de píxeles se mantendrá, entonces el consumo va a verproporcionalmente menor. Y, lo más importante, los desarrolladores no tendrían tantos problemas para adaptar sus aplicaciones al nuevo tamaño.

Imagen de Martin Hajek

Apple ya proporciona una serie de herramientas para ayudar a los desarrolladores a tener una transición lo más suave posible. La empresa recomienda la utilización de las herramientas de auto-layout, que trabajan con posicionamiento y tamaño relativos de componentes, en lugar de absolutos, trabajando, en la mayoría de los casos, con porcentajes en lugar de medidas fijas.

Pero muchas aplicaciones de la App Store no utilizan estos recursos, por lo que una resolución más grande hará que estas aplicaciones tengan una apariencia no muy optimizada, hasta que cada desarrollador realice las adaptaciones necesarias.

Una manera de evitar esto sería crear una resolución artificial dentro de la pantalla para esas aplicaciones, como hizo para la transición de los iPhones de 3.5 pulgadas a los mayores en 2012.

Otra opción sería aumentar el tamaño de la pantalla sin tocar la resolución. A pesar de que el ojo humano no es capaz de percibir la diferencia, esto resultaría en una densidad de píxeles mucho menor, saliendo del patrón retina - llegaría a 264 ppi, además de hacer que los píxeles quedaran más grandes.

Con eso cubrimos los aspectos técnicos de un aumento de la pantalla. Por supuesto que la mayoría de los usuarios sólo quieren ver esa hermosa pantalla gigantesca con los colores vibrantes de iOS, y, independientemente de la densidad que Apple coloque en las pantallas de los aparatos, nuestro ojo no puede diferenciar entre 326 y 500 ppi, entonces no hay mucho que se preocupe.

Continuaremos informando así que cualquier novedad sobre el iPhone 6 (o cualquiera que sea el nombre) aparezca, entonces quédate conectado!